logo2

aleatoria51-10-2010.jpg

Campaña 2012. Cultivos en los nuevos regadíos

pic1-climogramaEl aporte de agua por semana suele estar entre 50 y 60 litros por hectárea en cultivos como maíz, remolacha y alfalfa; el girasol y los cereales exigen menos riegos. Si observamos el climograma de Villafer  (gráfica 1) comprenderemos la necesidad de un gran caudal suplementario de agua para las cultivos; febrero, marzo, mayo, junio, julio, agosto y septiembre fueron meses áridos  (insuficiencia de agua en el suelo y en la atmósfera: el doble de la temperatura media de esos meses es mayor o igual que el total de las precipitaciones). Esta insuficiencia de lluvias supone un coste de riego por hectárea de 300 euros.

El aprovechamiento de los terrenos regables en la campaña 2012 es el que indican las gráficas 2 y 3. El maíz se ha convertido en nuestro campo en la gran alternativa a otros cultivos. Es destacable que 508 hectáreas (supone el 43% del terreno regable) se han dedicado a la producción de maíz. El agricultor ha empleado simiente de ciclos corto y medio y casas de semillas con buenos rendimientos; se sigue sembrando (salvo una explotación) en un marco de 21.5 cm. entre planta y a 53 cm. entre filas, como en la mayoría de la comarca. La producción de maíz genera un gran volumen de negocio en las empresas servidoras de semillas, fertilizantes, fitosanitarios, almacenes de secado, camiones de transporte, cosechadoras… pic2-sectorial-cultivosEs una materia prima fundamental en las empresas agroalimentarias dedicadas a la alimentación animal. Sabemos que León es la provincia de España que mayor superficie dedica a esta planta y la principal productora nacional.

El siguiente cultivo en extensión (150 hectáreas) es el forraje que representa el 12% del total de la superficie regable. Fundamentalmente se trata de fincas de alfalfa y residualmente ciertas praderas y veza. La alfalfa es una planta perenne que puede durar unos cinco años en pleno rendimiento; requiere pequeñas cantidades de micronutrientes (fundamentalmente boro); se suelen cortar cinco “pelos”. En nuestro pueblo se consume principalmente por las cabañas ovina y bovina locales; no obstante, una parcela de 40 hectáreas se ha orientado a la deshidratación; vivimos en una provincia que exporta alfalfa deshidratada a los países árabes por la demanda de este producto para la nutrición de especies lecheras y animales de alto rendimiento.

A los cereales están destinadas 133 hectáreas, 11% del total regable. Se trata de trigo, cebada y avena; suelen servir para el autoconsumo de los ganaderos y los excedentes se venden a almacenes; la totalidad del trigo está reservada también a almacenes foráneos.

pic3-sectorial-noregadosLa remolacha azucarera ocupa 132 hectáreas y representa un 11% de los nuevos regadíos. Se percibe una disminución en la siembra de esta campaña. Es un cultivo que exige una elevada cantidad de nutrientes por tener un ciclo vegetativo lento. Se suele obtener un buen rendimiento tanto en peso como en riqueza. La mayoría del producto se entrega a Ebro (azucareras de La Bañeza y Toro); una pequeña cantidad es molturada por la cooperativa ACOR. En su extracción intervienen grandes cosechadoras y es transportada a su destino por flotas de camiones.

El girasol, planta oleaginosa, ha supuesto el 5% de lo regado, 59 hectáreas. Sabemos que es un cultivo con gran capacidad para aprovechar residuos químicos aportados por los cultivos  anteriores. En nuestro campo se suele sembrar en el mes de mayo; la temperatura es un factor importante en su desarrollo pues si es muy alta durante la floración y llenado de grano, se produce una apreciable pérdida de producción final tanto en peso como en contenido de grasa. Necesita potasio principalmente antes de la floración y fósforo durante la misma.

Regadío en Villafer

Callejero

callejero150x150

Dónde está Villafer

localizacion150x150

El clima

clima150x150

Infografías

infografia150x140

Calendario Laboral

calendario150x150

Enlaces de interés

enlaces225x225